En el Valle del Cauca se registraron 3977 personas desaparecidas durante el conflicto armado; en Cali 820. DO

Domingo 7 de Julio, 2019

El conflicto armado en Colombia ha sido un fenómeno social de violencia que ha generado varias problemáticas, entre ellas la desaparición de personas. Según reportes oficiales entregados por el Instituto Nacional de Medicina Legal, la guerra en nuestro país ha generado más de 142.000 personas desaparecidas, de las cuales 97.176 siguen sin ser halladas.

Colombia tiene la cifra de desaparecidos más alta en América Latina, superando la guerra de Guatemala, las dictaduras en Chile y Argentina, solamente rebasada por el genocidio que tuvo lugar en Ruanda en 1994.

Los reportes hablan de 80.463 personas que fueron desaparecidas de manera forzosa por grupos al margen de la ley o fuerza pública; 37.035 personas que fueron privadas de su libertad y 17.753 compatriotas que fueron reclutados ilegalmente por grupos de milicianos.

En el Valle del Cauca las tres ciudades con más personas desaparecidas son Cali, con 820; Buenaventura, con 779 y Tuluá, con 329.

¿Quién los busca?

Existen actualmente muchos organismos que están encargados de la búsqueda de personas desaparecidas, una de estas es la Unidad de búsqueda de personas dadas por desaparecidas, un órgano extrajudicial que nació después de la firma del acuerdo de paz en la Habana. Este órgano pertenece al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición, el cual busca, precisamente, la verdad de lo sucedido en combate.

Este mecanismo para encontrar a las personas que fueron dadas por desaparecidas durante el conflicto colombiano es extrajudicial, esto quiere decir que cada dato, prueba o elemento que se presente, será confidencial y no acarreará interrogatorios o investigaciones por parte de uniformados.

¿Cómo se buscan las personas?

La Unidad de búsqueda de personas dadas por desaparecidas divide el proceso de rastreo en varias etapas. La primera es de recolección, organización y análisis de la información, aquí se identifican y se accede a las fuentes que tienen información sobre el paradero de la persona de la que se está siguiendo el rastro. De esta manera los investigadores pueden construir una hipótesis y planes para dar con su destino final.

La fase dos es de localización. Aquí si la persona desaparecida se presume como viva, se procede a ubicarla y ponerla de nuevo en contacto con sus familiares o las personas que están en su búsqueda. Los investigadores acceden a los lugares en los que posiblemente se encuentre y realizan una prospección.

La siguiente fase, la tres, consta de una minuciosa búsqueda de la persona en un terreno, cueva, basurero, escombrera. Si en alguno de estos sitios se confirma la aparición de uno o varios cadáveres, se procede a la recuperación de los mismos, a su vez, se aplican técnicas científicas para reconstruir la manera en la que sucedieron los hechos.

La fase cuatro está compuesta por la identificación. Si la persona está viva, este proceso se realiza con la Registraduría, para comprobar la identidad, de lo contrario, el cuerpo debe ser conducido hasta el Instituto de Medicina Legal y se procede a constatar la identidad del cadáver.

La fase número cinco se denomina “entrega digna”. En esta etapa el cadáver es entregado de la mejor manera a los familiares o a las personas que se encontraban en su búsqueda. Si el desaparecido está vivo, se realiza un reencuentro con la familia o su pueblo, para que esto ocurra debe existir voluntad de ambas partes.

En Cali

La Unidad para la búsqueda de personas está en Cali en la Avenida 5 Norte, #8N – 15 en el barrio Centenario. Esta organización está funcionando desde el pasado 27 de mayo. Cualquier ciudadano puede apoyar con información para encontrar a los desaparecidos y puede exigir que los datos otorgados sean confidenciales.

Fuente: https://occidente.co/cali/en-cali-se-registraron-820-personas-desaparecidas-por-el-conflicto-armado/

Publicado por:

David Macias

July 08

Post Destacadados

¿Hay dinero para tanta iniciativa del PDET en el sur del país?

Comunidades e instituciones de 24 municipios del Valle del Cauca, Cauca y Nariño construyeron, de manera participativa, las principales líneas de acción para la transformación y estabilización de su región en los próximos diez años. ¿Alcanzará la plata?

Duele uno, duelen todos. Nancy Patricia Gutierrez. Ministra del Interior.

El Observatorio de paz publica esta nota de opinión de la Ministra del Interior del gobierno nacional para que los lectores y seguidores del Observatorio construyan criterios sobre una política urgente para la prevención y la protección de los lideres sociales y de las comunidades.

‘Defendamos la paz’, la iniciativa para proteger acuerdos de La Habana

Con el fin de proteger el acuerdo de La Habana, firmado entre el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un grupo de académicos, líderes sociales, congresistas y participantes de las negociaciones de paz lanzaron este miércoles la iniciativa ‘Defendamos la paz’.