Los escenarios en la Corte para las objeciones a la JEP. El Tiempo.

El Senado le pide al tribunal constitucional evaluar si hubo o no mayoría al rechazarlas.

En manos de la Corte Constitucional quedó la decisión final sobre las objeciones que el presidente Iván Duque le hizo hace dos meses a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), luego de que el Senado no llegó este jueves a un acuerdo para destrabar la votación sobre los seis artículos rechazados por Duque. 

El Senado mandó el caso a la Corte argumentando que ya las objeciones surtieron su trámite en el Congreso y le corresponde actuar al alto tribunal.

El 20 de marzo, cuando el presidente de la Cámara, Carlos Chacón, le consultó al alto tribunal si debía darles o no trámite a las objeciones, este le respondió que no se pronunciaría porque su competencia solo se activaría cuando concluyera el trámite de las objeciones en el Congreso, y en caso de que se le hicieran “modificaciones, adiciones o supresiones, incluso el archivo total o parcial del proyecto de ley estatutaria de la JEP”. 

Sobre la base de que las objeciones ya pasaron su trámite en el Congreso, la ley estatutaria objetada debe pasar por un control previo de la Corte Constitucional antes de ir a la sanción presidencial.Expectativa con la Corte

Ante los hechos, un primer escenario es que la Corte decida estudiar lo que pasó con las objeciones en el Congreso y tomar una decisión de fondo. Como por ahora el alto tribunal no ha dicho si va a aceptar el caso, el segundo escenario es que se declare inhibido para estudiarlo y, como sostienen algunos sectores, le pase la pelota al Consejo de Estado.

Aunque ningún magistrado de la Corte Constitucional quiso pronunciarse sobre cómo sería un eventual trámite en esa corporación, ni cuánto demorará –pues no hay términos establecidos–, lo cierto es que si decide evaluar el caso, tendrá que analizar por lo menos tres puntos. 

El primero, según el expresidente de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán Sierra, será verificar si las objeciones de Duque son de inconstitucionalidad –como sostenían quienes afirmaban que el Congreso no podía tramitarlas– o de conveniencia –como sostuvo el mismo Presidente para elevarlas ante el Legislativo–. 

Si la Corte determina que son de inconstitucionalidad, podría rechazarlas, pues los artículos que Duque pidió sacar de la Estatutaria ya habían sido avalados por el alto tribunal. En ese caso, los magistrados le enviarían la ley al Presidente para que la sancione tal y como había sido aceptada por la Corte, sin tumbar ninguno de los seis artículos.

Pero si la Corte concluye que las objeciones son de inconveniencia, explica Beltrán, el alto tribunal deberá evaluar un segundo punto: si el trámite en el Congreso cumplió con los requisitos.

Para esto, la Corte debe establecer si en la Cámara, donde las objeciones fueron rechazadas con 110 votos contra 44, la votación se hizo correctamente. Luego tendrá que revisar si en el Senado los 47 votos que el martes se consiguieron contra las objeciones constituían una mayoría para tumbarlas. 

Ese punto ha sido el centro de la polémica de los últimos días y la razón por la que el jueves se suspendió una nueva votación. Mientras los defensores del acuerdo de paz aseguran que esos 47 votos sí constituyen la mayoría para hundir los reparos de Duque a la JEP, la mesa directiva de esa corporación consideró que se necesitaban 48 apoyos.

En caso de que la Corte determine que los 47 votos eran suficientes, le enviaría la ley a Duque para que la sancione sin tener en cuenta sus objeciones. Pero si la Corte concluye que no hubo mayoría, entonces tendrá que evaluar un tercer punto. Según el Centro Democrático y la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, el texto de la ley estatutaria fue modificado ya que la discrepancia entre la votación en la Cámara –en donde las objeciones fueron hundidas– y en el Senado –en donde según el Ejecutivo no hubo una votación mayoritaria para tumbarlas– implica que los seis artículos objetados por Duque deben salir de la ley estatutaria de la JEP.El debate en el Congreso

La discusión de las objeciones presidenciales en el Senado se convirtió en todo un pulso entre el Centro Democrático y algunos sectores afines al Gobierno y los defensores del acuerdo de paz, liderados por Alianza Verde, el liberalismo, Cambio Radical, ‘la U’ y sectores de izquierda. 

El lunes, cuando se esperaba la votación sobre las objeciones en el Senado, lo que hubo fue un intensa discusión por impedimentos, recusaciones y señalamientos mutuos de sectores del Gobierno y de la oposición. 

El martes, cuando se retomó el tema en el Senado, continuaron las discusiones y apenas hacia las 9 de la noche se puso a consideración el informe que pedía negar las objeciones a la JEP. La votación final fue de 47 votos a favor y 34 en contra, pero el presidente del Senado, Ernesto Macías, dijo que se necesitaban 48 votos para lograr la mayoría requerida. 

Esto desató una nueva controversia. Los defensores de lo pactado en La Habana consideraron que los votos mínimos eran 47 y que, en consecuencia, las objeciones ya estaban hundidas, y se salieron del recinto para evitar una nueva votación.

La plenaria fue citada entonces para el miércoles, pero los senadores mantuvieron sus diferencias sobre si había habido o no mayoría al rechazar las objeciones.

Este jueves, finalmente, los partidos acordaron enviar las objeciones a la Corte Constitucional para que esta sea la que dirima la discusión.

REDACCIÓN JUSTICIA @PazYJusticiaET

Publicado por:

David Macias

May 03

Post Destacadados

¿Hay dinero para tanta iniciativa del PDET en el sur del país?

Comunidades e instituciones de 24 municipios del Valle del Cauca, Cauca y Nariño construyeron, de manera participativa, las principales líneas de acción para la transformación y estabilización de su región en los próximos diez años. ¿Alcanzará la plata?

Duele uno, duelen todos. Nancy Patricia Gutierrez. Ministra del Interior.

El Observatorio de paz publica esta nota de opinión de la Ministra del Interior del gobierno nacional para que los lectores y seguidores del Observatorio construyan criterios sobre una política urgente para la prevención y la protección de los lideres sociales y de las comunidades.

‘Defendamos la paz’, la iniciativa para proteger acuerdos de La Habana

Con el fin de proteger el acuerdo de La Habana, firmado entre el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un grupo de académicos, líderes sociales, congresistas y participantes de las negociaciones de paz lanzaron este miércoles la iniciativa ‘Defendamos la paz’.