Modelo territorial de paz y Reincorporación de los integrantes de las Farc.

Secretario de Paz, Dr. Fabio Cardozo, comprometido con los reincorporados de las Farc.

Horacio Duque.

3 de septiembre del 2019.

Los procesos de reincorporación de las personas que hicieron parte de las Farc avanzan según las condiciones específicas de los territorios. En el Valle del Cauca, la Gobernación del Departamento y la Secretaria de Paz gestionaron la construcción de un Modelo propio de construcción de paz en el cual hay una estrategia y un campo para la Reincorporación, la reconciliación, la seguridad y la justicia.

En la actualidad, de acuerdo con los estudios de caracterización de la Universidad del Valle, en el Departamento hay cerca de 400 personas en procesos de reincorporación, muchos de los cuales se encuentran en Cali y su Arrea Metropolitana.

Conviene destacar que el Modelo de paz territorial converge con las políticas nacionales sobre la materia incluidas en el Conpes 3931 de junio (Ver https://bit.ly/2FKVL7L ) del 2018 sobre este importante asunto de la construcción de la paz.

Veamos los elementos del Modelo departamental de paz sobre la reincorporación.

El objetivo de este componente es la construcción de capacidades para el acceso a la justicia formal y no formal y a la reconciliación y reintegración comunitaria de los (las) ex – combatientes mediante el fortalecimiento de los servicios de justicia formal y no formal presentes en cada municipio, y la implementación del Acuerdo de Paz (Punto 3: Fin del conflicto).

Este componente está estructurado en tres ejes principales: I) El primer eje: Justicia Restaurativa y Convivencia: acceso a la justicia en las zonas rurales en conflicto y en las zonas urbanas marginales. II) El segundo eje: Seguridad: garantías de seguridad en las zonas anteriormente afectadas por el conflicto, ante el riesgo de llegada de nuevos ciclos de violencia, y en las zonas urbanas marginales. III) El tercer eje: Reincorporación comunitaria de excombatientes en el campo y en la ciudad: fortalecimiento de las capacidades locales (Ver file:///C:/Users/6PC/Documents/Modelo.pdf ).

1. Justicia Restaurativa y Convivencia.

El primer eje, Justicia Restaurativa y Convivencia, se orienta a fortalecer las capacidades institucionales y sociales para garantizar el restablecimiento de los derechos por medios judiciales efectivos, oportunos, simples y serios, mediante el acceso a los mecanismos de justicia formal e informal en el marco de los Sistemas Locales de Justicia, incluyendo los instrumentos de Justicia Restaurativa, en las zonas rurales en conflicto y en las zonas urbanas marginales. La estrategia propuesta para el acceso a la justicia territorial se orienta a establecer el trabajo colaborativo entre las instancias de la Justicia Formal, la Justicia Administrativa, la Justicia Comunitaria y la Justicia Propia, el cual permita: i) La gestión eficiente y la transformación material de la conflictividad; y ii) Proveer respuestas rápidas y de calidad a las necesidades de justicia. Las líneas específicas de la estrategia son las siguientes: i) Fortalecimiento de las capacidades para el funcionamiento de los servicios de justicia formal y no formal presentes en cada municipio, en el marco del fortalecimiento de los Sistemas Locales de Justicia: a. Fortalecimiento del acceso a la justicia formal: jueces civiles, jueces laborales, jueces penales, jueces de familia, jueces administrativos y jueces de pequeñas causas y competencia múltiple.

Reincorporados de las Farc normalizan sus vidas en el Valle del Cauca.

b. Fortalecimiento de los instrumentos de justicia administrativa: inspecciones de trabajo, inspecciones de policía y comisarías de familia. c. Fortalecimiento de la Jurisdicción Indígena. d. Fortalecimiento de los instrumentos de justicia no formal: jueces de Paz, conciliadores en equidad y conciliadores en derecho. e. Fortalecimiento del acceso al Ministerio Publico: Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo, personerías municipales. ii) Implementación de los instrumentos de la Justicia Restaurativa para la reincorporación comunitaria, entendida como “Un proceso dirigido a involucrar, dentro de lo posible, a todos los que tengan interés en una ofensa en particular, e identificar y atender colectivamente los daños derivados de dicha ofensa con el propósito de enmendar los daños de la mejor manera posible”: declaraciones afectivas, preguntas afectivas, pequeñas reuniones espontáneas, círculos, reuniones entre víctima(s) y ofensor(es); reuniones restaurativas formales. iii) Conformación y/o fortalecimiento de los comités de convivencia y conciliación de los sectores comunitarios rurales y urbanos como espacios de resolución de conflictos en la comunidad. Fortalecimiento del rol de conciliación de las Juntas de Acción Comunal (JAC) y de las Juntas Administradoras Locales (JAL). iv) Apoyo a los mecanismos de conciliación y resolución de conflictos de tenencia y uso de tierras, incluyendo mecanismos tradicionales y la intervención participativa de las comunidades en la resolución de conflictos. El uso de los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos en materia de tierras está establecido en el Decreto 902 de 2017 (Artículo 55), mediante el cual se adoptan medidas sobre el acceso a tierras y la formalización de la propiedad rural y se crea el Fondo de Tierras ( Ver file:///C:/Users/6PC/Documents/Modelo.pdf ).

2. Seguridad.

El segundo eje, Seguridad en las zonas anteriormente afectadas por el conflicto, ante el riesgo de llegada de nuevos ciclos de violencia, y en las zonas urbanas marginales, busca fortalecer las capacidades del Gobierno Departamental y los gobiernos municipales para articularse y coordinarse con las estrategias establecidas en el Acuerdo de Paz (Punto 3: Fin del conflicto, especialmente el “Acuerdo sobre Garantías de Seguridad y lucha contra las organizaciones criminales”). Específicamente, se orienta a fortalecer el rol del Gobierno Departamental y de los gobiernos municipales en la implementación del “Programa Integral de Seguridad y Protección para las Comunidades y Organizaciones en los Territorios” (Acuerdo de Paz, 2016, pp. 93-94), a fin de garantizar la seguridad e integridad de los pobladores de: i) Los territorios en donde antiguamente hacían presencia las FARC, evitando la sustitución de estas por otros actores armados ilegales que busquen ocupar y controlar dichos territorios; y ii) Las áreas urbanas afectadas por la criminalidad organizada, la violencia e inseguridad. Dada su naturaleza, este eje está estrechamente ligado a la Política Pública de Prevención y Protección considerada en el Componente 2: Atención y Reparación a Víctimas del Conflicto. Las líneas estratégicas previstas se enmarcan en lo dispuesto para el Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política y son las siguientes: i) Apoyo y colaboración efectiva de las autoridades departamentales y municipales con la Instancia de Alto Nivel del Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política, para: a) Proponer mecanismos de articulación interinstitucional; y b) Coordinar el seguimiento a las manifestaciones criminales, incluyendo la provisión de reportes y denuncias, que contribuya a complementar el esfuerzo estatal. ii) Apoyo y colaboración efectiva de las autoridades departamentales y municipales con la Comisión de Seguimiento y Evaluación del Desempeño del Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política, para el seguimiento a los avances en el desmantelamiento de las organizaciones criminales y de todas aquellas que amenacen el ejercicio de la política. iii) Apoyo y colaboración efectiva con la formulación e implementación del Protocolo de Protección para Territorios Rurales a cargo del Ministerio del Interior, protocolo especial para la protección de las comunidades rurales que fueron afectadas por el conflicto, el cual será concertado con las comunidades y organizaciones en cada territorio y con el Sistema Integral de Seguridad y Protección (Acuerdo de Paz, 2016, p.93). iv) Apoyo y colaboración efectiva del Gobierno Departamental y municipales con el Programa Integral de Seguridad para comunidades y organizaciones en los territorios rurales y urbanos26, orientado a la protección de comunidades, líderes, dirigentes, representantes, y activistas de las organizaciones sociales, populares, étnicas, de mujeres y de género, incluyendo las garantías de seguridad para defensores y defensoras de Derechos Humanos. Este programa estará a cargo del Ministerio del Interior en los territorios rurales y urbanos, y se articula con el Componente 6: Garantía de los Derechos Humanos.

Reincorporados de las Farc en trabajo comunitario pacifico.

v) Apoyo y colaboración efectiva de las autoridades departamentales y municipales, y de las organizaciones sociales y comunitarias con el Sistema de Alertas Tempranas  orientado a la reacción rápida a la presencia, operaciones y/o actividades de las organizaciones, hechos y conductas criminales que pongan en riesgo la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz. En particular, apoyo y colaboración efectiva con los Comités Territoriales de Alerta Temprana para la Reacción Inmediata en los territorios y zonas rurales y urbanas que se definan, comités que coordinarán a nivel local sus funciones con las autoridades competentes. Lo anterior, en el marco del nuevo Sistema de Alertas Tempranas (SAT) a cargo de la Unidad Especial de Investigación a ser creada en la Defensoría del Pueblo. El nuevo SAT tendrá un enfoque territorial, diferencial y de género, dirigido a la prevención y protección, tanto individual de líderes y lideresas como a las movimientos y organizaciones sociales en los territorios rurales y urbanos priorizados. Combinará actividades permanentes de monitoreo y capacidad de alerta temprana para el despliegue de reacción rápida en el terreno, a la presencia, operaciones y/o actividades de las organizaciones y conductas criminales. Actuará en coordinación con las organizaciones de defensa de los DDHH, y las comunidades, y emitirá alertas tempranas en forma autónoma, sin tener que consultar o someter sus decisiones a ninguna otra institución (Acuerdo de Paz, 2016, p.94) (Ver file:///C:/Users/6PC/Documents/Modelo.pdf )

3. Reincorporación comunitaria de excombatientes El tercer eje, reincorporación comunitaria de excombatientes, se orienta a fortalecer las capacidades de la Gobernación y de las Alcaldías municipales para apoyar y coordinar sus programas y proyectos de desarrollo con los programas para la reincorporación económica, social y política de excombatientes, en los términos establecidos en el Programa de Reincorporación Económica y Social de las FARC-EP, tanto a nivel colectivo como individual (Punto 3 del Acuerdo de Paz: Reincorporación de las FARC-EP a la vida civil – en lo económico, lo social y lo político – de acuerdo con sus intereses), de acuerdo con las disposiciones del Consejo Nacional de la Reincorporación (CNR) y de los Consejos Territoriales de la Reincorporación que se constituyan en el Departamento (Acuerdo de Paz, 2016, pp. 74-76).

Debe destacarse que el enfoque de reincorporación comunitaria implica trabajar, en forma conjunta y simultánea, las dimensiones social, económica y política, para la generación de las condiciones en los(las) ex – combatientes y en la población y las comunidades receptoras. En el primer caso, la preparación de las personas reintegradas para convivir en la sociedad bajo las reglas del juego propias de la democracia. En el segundo caso, la preparación de las poblaciones y comunidades receptoras para aceptar la existencia y el respeto por los derechos ciudadanos de las personas reintegradas. En ambos casos, la creación de las condiciones para la reconciliación y la convivencia, en el marco del pluralismo, la tolerancia y la no estigmatización.

Se fortalecerán las capacidades de la Gobernación y de las Alcaldías municipales para: i) La cooperación y coordinación con el Consejo Nacional de la Reincorporación (CNR), con la Unidad Técnica para la Reincorporación y Normalización de las FARC-EP (de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN) y con las entidades con funciones relacionadas, para la identificación de programas y proyectos productivos sostenibles rurales y urbanos (con especial atención a los programas y proyectos de protección ambiental y a los de desminado humanitario), planes y programas de atención a los derechos de los excombatientes reintegrados, y programas de organización territorial y comunitaria pertinentes. Lo anterior, con la participación -teniendo en cuenta su formación y competencias- de los miembros de la población en proceso de reincorporación.

ii) La cooperación y coordinación para la ejecución de los proyectos productivos y de servicios rurales y urbanos, con la organización Economías Sociales del Común (ECOMUN), constituida por las FARC – EP para gestionar el proceso de reincorporación económica colectiva en el campo o en la ciudad.

iii) La cooperación y coordinación para la ejecución de los proyectos productivos y de servicios individuales viabilizados por el Consejo Nacional de la Reincorporación, así como los proyectos para adquisición o construcción o mejoramiento o saneamiento de vivienda rural y urbana. A este respecto, debe destacarse la posibilidad de incluir, en un mismo proyecto, a excombatientes reintegrados y a víctimas del conflicto armado, como una experiencia que contribuya a la reconciliación y a la convivencia.

iv) Cooperación y coordinación para la ejecución de los planes o programas sociales necesarios para la reincorporación, tales como:

a. Educación formal (básica y media, técnica y tecnológica, y universitaria) y educación para el trabajo y el desarrollo humano.

b. Validación y homologación de saberes y de conocimientos.

c. Vivienda rural o urbana, en las condiciones de los programas que para el efecto tiene el Gobierno Nacional.

d. Cultura, recreación y deporte.

e. Protección y recuperación del medio ambiente.

f. Acompañamiento psico-social.

g. Reunificación de núcleos familiares y de familias extensas y personas adultas mayores, incluyendo medidas de protección y atención a hijos(as) de exintegrantes de las FARC-EP en proceso de reincorporación h. Programas para adultos mayores.

Reincorporados de las Farc organizan su nueva vida en paz.

i. Empleabilidad y productividad.

Debe anotarse que, en la fase inicial de la implementación del Acuerdo de Paz, no existen en el territorio del Departamento Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (derivados de las anteriores Zonas Veredales Transitorias de Normalización y de los Puntos Transitorios de Normalización) formalmente designados por acuerdo entre el Gobierno Nacional y las FARC.

Sin embargo, se evidencia la movilización de excombatientes desde otros departamentos, quienes tienen la expectativa de reubicarse y reintegrarse en forma individual o colectiva (mediante la creación de asociaciones o cooperativas) en el Valle del Cauca. Esto hace necesario preparar las condiciones para la reintegración comunitaria en estos casos, mediante:

i) El fortalecimiento de las capacidades de la Gobernación y de las Alcaldías municipales para apoyar y coordinar sus programas y proyectos de desarrollo con los programas para la reincorporación económica, social y política de excombatientes, en los términos establecidos en el Programa de Reincorporación Económica y Social de las FARC-EP.

ii) La preparación en el ámbito psico-social de la población receptora, rural y urbana, para crear un ambiente propicio para la reintegración comunitaria (social, económica y política) de dichos excombatientes, bien sea individual o colectiva (Ver file:///C:/Users/6PC/Documents/Modelo.pdf ).

Publicado por:

David Macias

September 03

Post Destacadados

¿Hay dinero para tanta iniciativa del PDET en el sur del país?

Comunidades e instituciones de 24 municipios del Valle del Cauca, Cauca y Nariño construyeron, de manera participativa, las principales líneas de acción para la transformación y estabilización de su región en los próximos diez años. ¿Alcanzará la plata?

Duele uno, duelen todos. Nancy Patricia Gutierrez. Ministra del Interior.

El Observatorio de paz publica esta nota de opinión de la Ministra del Interior del gobierno nacional para que los lectores y seguidores del Observatorio construyan criterios sobre una política urgente para la prevención y la protección de los lideres sociales y de las comunidades.

‘Defendamos la paz’, la iniciativa para proteger acuerdos de La Habana

Con el fin de proteger el acuerdo de La Habana, firmado entre el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un grupo de académicos, líderes sociales, congresistas y participantes de las negociaciones de paz lanzaron este miércoles la iniciativa ‘Defendamos la paz’.