oBSERVATORIO PARA LA PAZ DEL valle DEL CAUCA

ANTECEDENTES

El Observatorio inició en el 2001 dentro de un convenio de cooperación entre la entonces Oficina de Paz y Convivencia del departamento y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el fin de hacer seguimiento al conflicto y el desplazamiento en la región. Es así como el Observatorio para la Paz surgió de la asesoría conceptual y metodológica del Observatorio Nacional para la Paz liderado por el constituyente Otty Patiño Hormaza. En ese momento el énfasis del Observatorio consistió en realizar el seguimiento sistemático de hechos de violencia política y sus consecuencias, especialmente el desplazamiento forzado de personas. Para establecer su metodología, se estudiaron principios y énfasis de diferentes observatorios locales, regionales y nacionales como el Observatorio Social de Cali, Observatorio Sismológico de Occidente, Observatorio de Seguimiento a la Violencia (SIVIVI), Observatorio de Violencia Intrafamiliar de CISALVA, Observatorio Nacional de Derechos Humanos, Observatorio para el Manejo del Conflicto y el International Crisis Group; generando una guía metodológica para la recolección y sistematización de información sobre hechos de violencia política y de la situación humanitaria del Departamento.

Como resultado de este primer momento de desarrollo entre el 2001 y el 2007, el Observatorio tuvo como resultado los siguientes productos: una base de datos de hechos de violencia política para el departamento, dos Atlas Departamentales sobre el Conflicto y el Desplazamiento (2004-2006), la publicación “Tiempos de esperanza: una agenda humanitaria hacia el retorno”, dos caracterizaciones sobre las condiciones de vida de la población desplazada (Cali y Buenaventura), un sistema de información sobre hechos de conflicto y desplazamiento, 25 documentos de diagnóstico municipal dirigido a los Comités Municipales de Atención a Población Desplazada, boletines de coyuntura dirigidos a la Administración Departamental, municipios, instituciones, etc., una propuesta de zonas experimentales de paz y diversos eventos, escritos, comunicados y declaraciones dirigidas a la opinión pública. El Observatorio surtió sus frutos generando insumos, propuestas y análisis de intervención y propiciando sensibilidad en la opinión pública ante estas problemáticas, enmarcándolas en espacios más amplios como son el manejo del conflicto, la vigilancia de los Derechos Humanos y el DIH, y el logro de la paz.

Por falta de voluntad política, la iniciativa dejó de funcionar entre el 2008 y el 2013, perdiéndose parte de la infraestructura ya conseguida (sistema de información georreferenciado, equipos de cómputo, memoria institucional, etc.). Sin embargo, durante el gobierno del Doctor Ubeimar Delgado Blandón, se realiza una reforma administrativa subiendo de categoría la Oficina de Paz y Convivencia, transformándola en Alta Consejería para la Paz. De esta manera se incluye la propuesta del Observatorio para la Paz en el Plan de Desarrollo, bajo la perspectiva de pensar en un escenario de posconflicto.

Actualmente el Observatorio se encuentra en esta etapa de transición en la cual se está reorientando su objeto de conocimiento hacia temas relacionados con reintegración de excombatientes, seguimiento a la violencia, conflictividades regionales, etc.

 

¿QUÉ HACE EL OBSERVATORIO?

En la actualidad desde el Observatorio se está trabajando lo siguiente:

·
Identificación de temas sensibles para realizar seguimiento en el posconflicto tales como: gobernabilidad para la paz, seguimiento a la violencia (registro de hechos violentos en el Valle del Cauca perpetrados por las Bacrim), convivencia en instituciones educativas, plan desarme, memoria histórica, desaparición forzada, presos políticos y crisis carcelaria.

·
Ejercicio de identificación de territorios en los que posiblemente se dará la desmovilización de excombatientes y en los que existen riesgos de continuidad de violencia. Ejercicio de priorización de municipios en los que se dará el posconflicto en el Valle del Cauca.

·
Ejercicios participativos que sirvan de insumo para la construcción de una Agenda Territorial de construcción de Paz en el departamento.

·
Publicación cartográfica de los posacuerdos de paz. Visiones y perspectivas desde el departamento del Valle del Cauca.

·
Ejercicio piloto de memoria histórica para el Valle del Cauca.

·
Publicación de un Atlas de Paz y Convivencia.

·
Realización de informes humanitarios regionales.

·
Talleres para la construcción de una Red de Observadores a nivel departamental.